Cecilia Arditto Delsoglio

Post Term: Bresson, Robert

Redundantes

EspañolEnglish

“Lo que está destinado al ojo no debe repetir lo que se destina al oído”

Robert Bresson

 

… es una gran frase que sirve para reflexionar sobre la redundancia en general: las cosas que son explícitas por lo general no son muy interesantes ya que no hay espacio para la imaginación. Un diálogo entre disciplinas es un diálogo en el medio, es una conversación de sobreentendidos y traducciones instantáneas, de perceptivas cruzadas. Las lógicas levemente desfasadas dialogar entre si sin explicitarse.

Estoy trabajando en una serie de piezas audiovisuales bajo el nombre Musique concrète con estos conceptos de Bresson rondándome ojos y oídos sin parar.

Es en la elipsis entre las disciplinas donde las  cosas ocurren. Y parafraseando a Bresson:  “Lo que está destinado al clarinete no debe repetir lo que se destina a la tuba”, “Lo que está destinado al silencio no debe repetir lo que se destina al sonido”, “Lo que está destinado al corazón no debe repetir lo que se destina a la mente”,  “Lo que está destinado al misterio no debe repetir lo que se destina a la certeza”,  “Lo que está destinado a la sínte…

Basta.

Poética

EspañolEnglish

Sigo pensando en  mi pieza para órgano. Tengo algunas ideas en la cabeza y poquitas en el papel. Ya iré bajando las cosas sin apuro.
Le contaba a mi mamá (que no es música), por teléfono, algunas ideas de mi obra. Tuvimos una muy linda charla. Ella tiene una comprensión intuitiva del mundo abstracto de la música muy especial y muy oblicuo, que vuelven su mirada sobre mi trabajo siempre muy nutritiva.
La idea de mi obra es construir tres órganos: uno de metal con vibrafón y etcéteras (percusionista 1), otro de madera con marimba y etcéteras (percusionista 2) y el tercero de aire, que es el verdadero órgano.
El órgano está ubicado arriba, casi en el techo de lo que fuera una antigua iglesia. Los percusionistas con sus instrumentos están abajo, al mismo nivel del público. En las piezas para órgano, muchas veces el ensamble está ubicado arriba, en línea con el organista. Yo decidí trabajar con esta disposición a la distancia y hacer de ello parte de la obra, más allá de un setup.

La obra comienza con el percusionista 1 haciendo sonar un hilo que está atado a una lata de tomates (que suena espectacular!). La lata está arriba, cerca del organista. El largo hilo cuelga hacia abajo, cruzando el aire en diagonal hasta las manos del percusionista.
Mi mamá dijo
– ¡Que poético! ¡Me gusta la idea!
¡Y a mí también! Me interesa construir la fantasía de que el sonido sube por el hilo. El sonido vibra en el hilo a manera de una cuerda y es amplificado por la lata, su resonador, ubicado arriba, cerca del organista, ese intérprete omnisciente, invisible desde las butacas.

La ubicación espacial de la lata es un concepto musical, ya que está relacionado con el diseño espacial de la obra. El hilo que sube es un elemento que no responde al campo de la orquestación sino al dominio visual. En el discurso de mi obra, este rasgo escénico es un conector entre un instrumento que está abajo y otro que está arriba en términos de discurso musical. Es un concepto basado en la sinestesia o la mixtura de distintos sentidos, lo visual y lo auditivo en la percepción. Gramática para los ojos.

Otra idea: el percusionista 2 toca una serie de escalas ascendentes, que llegan al órgano, allá arriba, que en un momento dado reacciona a ellas. En este ejemplo de sinestesia, altura del sonido se traduce como altura en el espacio físico.

Robert Bresson pide no darle al ojo lo que se le da al oído. Inspirada en sus ideas sobre el cinematógrafo, yo prefiero confundir el ojo y el oído. Darle un poco a cada uno.
Este tema me apasiona.